Reflexiones

24.ago.2011 / 09:03 am / Haga un comentario

Vicepresidenta Llanos II

Vicepresidenta de la Región Llanos II

En cualquier otra circunstancia, no debería constituir un trauma el hecho que el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela  tome la soberana decisión de repatriar el oro que como reserva  se encuentra fuera del país. Sin embargo, la oposición pareciera estar viviendo un período de desquiciamiento político, donde cualquier evento se utiliza para deformar o tergiversar la verdad, para escandalizar, para desacreditar, para desestabilizarlo todo. Esto ocurre porque  un sector de la sociedad tiene la voluntad de hacer cambios, que no es otra cosa que hacer  revolución; mientras que otro sector se opone a dichos cambios, y el arma más poderosa que tiene para hacerlo es la mediática. De manera pués que sin ninguna duda, estamos en presencia de una guerra de las ideas, cuyo principal campo de batalla son los Medios de Comunicación.

Con base a lo anterior,  el miércoles 17 de agosto de 2011 el diario últimas Noticias en la página 23, titula de la siguiente manera: Montoya: planean sacar las reservas de Europa y EEUU. Seguidamente en el sumario se lee: “Afirma (Se refieren a Montoya) que el gobierno prevé traer el oro al BCV”. Luego en el primer párrafo del cuerpo de la noticia, el periodista José Luis Carrillo con la información recibida de Montoya y el agregado de su propia cosecha, redacta lo siguiente: El gobierno nacional tiene previsto retirar sus reservas internacionales de entidades bancarias de EEUU y Europa para depositarlas en Rusia, China y Brasil, lo cual causa suspicacia entre sectores de la oposición”. Un día antes, el 16 de agosto, otro conocido peón del imperio norteamericano, Roger Noriega, envió al menos 6 mensajes tipo twit con la misma noticia que dio Montoya, pero aliñado con descalificaciones hacia el Presidente Chávez: ¿Por qué Chávez tiene miedo que EEUU le congele los fondos? Aquí preguntamos ¿Y por qué habría de congelarlos o confiscarlos? “Sólo los dictadores y asesinos se preocupan por el congelamiento de fondos! Chávez es igual a Gaddafi” Una recomendación del peón Noriega: “No es tarde para el pueblo venezolano abortar este plan”. Nada de esto es casualidad, todo está orquestado!

La verdad es que las reservas internacionales de Venezuela en este momento son un poco más de 29 mil millones de dólares, de los cuales aproximadamente 18 mil millones están  en oro. De esas reservas en oro, el equivalente a 11.091 millones de dólares está fuera del país, y constituyen las reservas no operativas. El resto de las reservas en oro (7.258 millones de dólares) está en Venezuela en las bóvedas del Banco Central. El resto de las reservas internacionales está en dinero, principalmente dólares y libras esterlinas, que son las monedas con las cuales mayormente se hacen las transacciones comerciales internacionales, y es lo que se conoce como reservas operativas.

De la noticia se desprendió una gran mentira: que Venezuela se traería su oro de Europa y los Estados Unidos para llevarlo a China y a Rusia, países que nos habrían solicitado garantizar los créditos que para inversión  tenemos con éllos. Por supuesto que el mensaje subliminal, es que China y Rusia desconfían de Venezuela y por eso exigen que garanticen los créditos con oro. Corrió  de boca en boca, que el oro que estamos repatriando iría a China y Rusia, cuando en verdad vendrá a Venezuela, y más específicamente al Banco Central. Otra verdad es que Venezuela como país soberano está considerando reubicar en países económicamente más estables como China, Rusia y Brasil, parte de sus reservas operativas que ahora están colocadas principalmente en EEUU y países europeos. El oro es reserva no operativa.

Por supuesto que los opositores se cuidaron de mencionar que el 21 de febrero de 1989, durante el segundo gobierno de CAP, se envió a Inglaterra 8 toneladas de oro en lingotes, como una exigencia del FMI para respaldar el crédito que recibiría el país de ese organismo crediticio internacional, a cambio de aquel paquete de medidas donde le pidieron al pueblo que se apretara aún más el cinturón. Me parece propicia la ocasión para recordar que 6 días después, el 27 de febrero, estalló el guarenazo, que después se convirtió en caracazo, donde el gobierno de CAP reprimió  violentamente para tratar de contener a un pueblo obstinado e indignado, que lamentablemente saqueó y destruyó cuanto encontró a su paso. Se le olvidó a la cuarta república que: “tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe”. Se le olvidó que todo tiene su límite. Se le olvidó que el pueblo a veces parece manso, pero nunca es menso. Se le olvidó que el pueblo es comparable a un jabón de baño bien mojado: no lo pueden apretar mucho porque se resbala de la mano. Se le olvidó que el amor se muda. ¡Que a quienes nos autodenominamos revolucionarios nunca se nos olviden estas grandes verdades!

Del paquete de CAP siempre recordamos  el aumento grosero de los insumos agrícolas, comenzando por el precio de los fertilizantes y terminando con todos los insumos que terminan en “cidas” como herbicidas,  fungicidas e insecticidas. También recordamos el incremento de la gasolina que trajo el aumento grosero del precio del pasaje del transporte colectivo que derramó la paciencia e inflamó el ánimo  de los guareneros(que no guanareños). Poco recordamos el traslado de las 8 toneladas ( 8mil kilogramos) que el gobierno trasladó a Inglaterra, porque fue un hecho muy localizado, muy circunscrito a Caracas, donde  para intentar detener el traslado del oro y llamar la atención del país participaron dirigentes políticos y para entonces diputados como: Alí Rodríguez, Aristóbulo Istúriz y pablo Medina.

Como pueden ver, cualquier decisión soberana que tome Venezuela, será distorsionada por los enemigos de la revolución Bolivariana, tanto lo que operan desde afuera como los que operan adentro. Ambos tienen en común ser peones del imperio norteamericano: ¿Por qué tanta alharaca? si lo único que ocurrirá, es, parafraseando a  Rómulo Gallegos en su Doña Bárbara: que nuestro oro volverá al lugar de donde salió. De donde nunca debió salir. Ciertamente: “Las cosas vuelven al lugar de donde salieron”, porque revolución es transformación hacia lo mejor.

Guanare, miércoles 24 de agosto de 2011.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.