Reflexiones

9.ago.2011 / 08:52 am / Haga un comentario

Vicepresidenta Llanos II

Vicepresidenta de la Región Llanos II

Alrededor de todo el mundo hay muestras claras de que la Economía Capitalista está en crisis. Si alguien todavía tiene dudas; lo invitamos a informarse sobre lo que está ocurriendo con las economías de España, Grecia, Portugal e Italia, por citar sólo cuatro países europeos. Así mismo, esta semana a muchos nos sorprendió  la  furiosa reacción de los circunspectos londinenses, aparentemente pidiendo justicia tras la muerte de un joven afrodescendiente, en un ambiente de marginalidad y exclusión social. Algunos atribuyen la reacción a jóvenes hastiados y sin esperanzas por los recortes sociales en un país donde unos 5 millones de personas viven de la beneficencia, y donde existe una gran brecha entre los que más y los que menos tienen. Lo cierto es que muchos  ingleses perdieron el “glamour” y se lanzaron a las calles de diferentes ciudades a protestar, saquear y  quemar, tan indignados, pero más violentos que los españoles, estos últimos acogotados por una economía casi en quiebra, con un desempleo que alcanza el 21% de la población en edad de trabajar.

Sin embargo, atendiendo al origen y cronología  del derrumbe de la economía capitalista, deberíamos haber comenzado por recordar los millones de norteamericanos que en los últimos años han perdido sus empleos y  las familias que  perdieron sus hogares y terminaron teniendo sus vehículos o carpas como único sitio  para vivir. Apenas hasta la semana  pasada  la economía norteamericana tenía sobre su cabeza  el 02 de agosto de 2011 cual espada de Damocles como fecha límite para lograr aumentar el techo de su deuda pública y así no engrosar la lista de los países morosos con el pago de sus compromisos financieros. Como se esperaba, al final se pusieron de acuerdo los Demócratas y Republicanos,  que en el fondo son la misma cosa y se turnan en el poder, como otrora lo hicieran  AD y Copei en nuestra querida Venezuela.

Lo cierto es que la economía norteamericana está colapsada porque tienen una deuda tan grande como su Producto Interno Bruto (PIB). ¡Ellos, quienes le han impuesto la dictadura del dólar  a todo el mundo! ¡ Ellos, quienes además de ser los policías, son también  los banqueros del planeta tierra, y por lo tanto  los encargados de guardar las reservas internacionales de todo el mundo  para después prestarnos nuestro propio dinero través de créditos del FMI, Banco Mundial y otras organizaciones similares, con intereses usureros y condiciones que lo  hacen impagables! Después siguen otros créditos para una supuesta recuperación, sólo logrando que el país se siga hundiendo económicamente en la arena movediza del endeudamiento. Así funciona la economía capitalista que ha venido arruinando, primero a nuestros países calificados por ellos como subdesarrollados o en vía de desarrollo, y más recientemente a muchos países calificados por ellos como desarrollados. Esta larga introducción también permite  recordar que el Gobierno Bolivariano de Venezuela, liderado por el Presidente Chávez,  le quitó a Venezuela el yugo de las instituciones crediticias capitalistas a nivel internacional; y estamos en el camino (transición) de construir nuestra propia economía socialista, la cual debe ser autosustentable para que  pueda  mantenerse en el tiempo y convertirse en un modelo  que sería la alternativa real ante el modelo económico capitalista usurero, esclavista; y de paso fracasado.

Siendo que nuestra Democracia Participativa y Protagónica tiene como actores fundamentales a las comunidades  organizadas y en movimiento consciente hacia el autogobierno, todos los involucrados y comprometidos con  el Proyecto Socialista Bolivariano – a la cabeza el PSUV como partido mayoritario de la revolución – estamos obligados a contribuir al éxito de este modelo de transición prefigurado en la CRBV. Los protagonistas fundamentales de este proyecto son las y los trabajadores y las comunidades organizadas, normados todas y todos a través de las diferentes leyes del Poder Popular, y visibilizados a través de sus diferentes voceras y voceros, electas y electos soberanamente en asamblea de ciudadanas y ciudadanos.

Del avance de este modelo hablan los miles de proyectos ejecutados exitosamente por las comunidades a través de los Consejos Comunales y Mesas Técnicas de Agua (por citar sólo dos formas o niveles organizativos) a costos muchos más bajos que los del mercado capitalista. En esta transición, los diferentes niveles de gobierno están obligados a ofrecer apoyo técnico en la elaboración, implantación y supervisión de los diferentes proyectos; sin que con esto se desdeñe el conocimiento y  la sabiduría popular, y mucho menos la Contraloría Social que garantizan el éxito socio- político del proyecto.  Este apoyo tampoco supone intromisión, control o secuestro  del Poder Popular por parte del Poder Constituido.

Trasladándonos al ámbito del trabajo remunerado, por supuesto el objetivo es cambiar las relaciones de trabajo y el control de  los Medios de Producción de Bienes y Servicios básicos o fundamentales para la sociedad. Esto no significa para nada que se pretenda eliminar la propiedad privada, aunque como se establece en Las Bases Programáticas del Libro Rojo se plantea “la eliminación de la propiedad privada monopólica nacional y extranjera sobre los medios de producción, muy especialmente los esenciales”.

Para que se maneje la verdad verdadera, en el Libro Rojo también se promueve la propiedad privada no monopólica con función social. Ya que no se puede seguir tolerando que, mientras  a los dueños de los  Medios de Producción les va muy bien, a quienes ponen la fuerza de su trabajo les vaya mal, porque generalmente lo que perciben como salario no les alcanza para satisfacer sus necesidades, y muchos viven en evidente pobreza material y espiritual. Esta injusticia ocurre porque como sabemos el capitalismo se basa en la apropiación del trabajo ajeno convertido en mercancía por parte de los dueños de los medios de producción. Nuestro modelo Socialista Bolivariano  busca que a todos nos vaya bien. Que las utilidades sean compartidas y que el buen vivir de la empresa permee hacia la comunidad de influencia. Encontrar una fórmula que en la práctica resuelva la injusticia capitalista a través de un modelo económico productivo y sustentable, es el reto del Socialismo Bolivariano. Venceremos y seremos independientes.

Guanare, 09 de agosto de 2011.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.